Histórico: Bitcoin es ley, ¿estamos "Salvados"?

Compartir en

Miércoles 9 de junio de 2021

Por Joaco de Bitgalea

Bitcoin es ley, ¿estamos "Salvados"?

Se aprobó el proyecto de Ley Bitcoin en El salvador

 

El Salvador aprobó, en el año de su bicentenario independentista, la adopción del bitcoin como moneda de curso legal adicional al dólar, hasta hoy la única moneda del país desde el año 2000 (del que ya transcurrieron 21 años). Ayer por la tarde la Ministra de Hacienda, María Luisa Hayem, presentó el proyecto de Ley Bitcoin a la Comisión de Finanzas y Hacienda de la Asamblea Legislativa. El mismo fue aprobado allí de manera unánime con siete votos.

Luego del intervalo que siguió al plenario de la Comisión, y una vez entrada la noche del martes 8 de junio, los diputados del oficialismo aprobaron en sesión la moción y dieron dictamen al proyecto de ley anunciado por el presidente Nayib Bukele apenas 24 horas antes. El armado y la votación legislativa fue una operación relámpago, pero todavía hay que esperar a que la ley sea publicada en el Boletín Oficial y promulgada durante ocho días hasta quedar firme, adicionándose 90 días más para que el poder ejecutivo trabaje su implementación.

Los considerandos del proyecto, que fue anunciado el lunes pasado y debatido hasta la madrugada de hoy, dictan que son motivos suficientes para adoptar bitcoin como moneda de curso legal: “el desarrollo económico, la inversión extranjera y la inclusión financiera”.

La bancada oficialista defendió la moción preopinando argumentos apoyados en estos fundamentos. A su vez, el oficialismo sostuvo que "El Salvador, un país con un 70% de la población fuera del sistema tradicional bancario, no puede esperar más por la inclusión financiera y bitcoin como solución está siendo acompañada por políticas públicas que fortalecen la infraestructura y el alcance de internet en el territorio nacional".

Estos agregaron, citando fuentes de carácter gubernamental, que son cerca de USD 6.000 millones que ingresan al país cada año en remesas y que el 10% de este valor es retenido por intermediarios extranjeros, perjudicando a todos los salvadoreños que envían dinero a sus casas para acompañar a sus familias, pudiendo remediar esta depreciación con bitcoin.  

Además, la adopción globalizada del bitcoin y de las criptomonedas fue otro de los argumentos recurrentes. Los diputados oficialistas le comunicaron al pueblo salvadoreño y al presidente de la Asamblea Legislativa que son millones los usuarios físicos y miles las personas jurídicas de carácter institucional en todo el mundo que han adoptado a las criptomonedas y siguieron atentos los acontecimientos históricos de esa jornada legislativa.  

Los asuntos de transparencia y las virtudes de la blockchain de la red de Bitcoin en el seguimiento de las transacciones resultaron un punto importante. En el 2019, el gobierno de Bukele, al finalizar sus primeros 100 días de gestión, fundó la Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador en un acuerdo marco de cooperación con la Organización de los Estados Americanos (OEA). No fueron pocos los diputados hoy presentes que celebraron esta característica de la tecnología de registro distribuido. Incluso uno de ellos discursó: “la mayor empresa de traslados se llama Uber, y no tiene ningún auto. La mayor empresa hotelera es Airbnb, y no tiene propiedades. La mayor empresa de contenido es Facebook, y no tiene redactores. Los modelos de negocios han cambiado, pero ellos solo se están preguntando, ‘¿cómo voy a cobrar las coimas y los maletines en bitcoins?’”.

El Salvador es el primer país en adoptar bitcoin como moneda de curso legal. “Es de mediocre creer que no podemos ser pioneros en el mundo”, dijo alguien más (de quien tampoco retuve el nombre), y arengó a los salvadoreños a ser pioneros y ser parte de la historia.

Dentro de los próximos 90 días el proyecto será regulado y el uso de bitcoin como moneda de curso legal podrá ser ejercido de pleno derecho. Hasta entonces, no entrarán en vigor las disposiciones que allí se detallan:

  • “Todo agente económico deberá aceptar bitcoin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio”, indica el artículo séptimo. 
  • “Todas las obligaciones expresadas en dólares, existentes con anterioridad a la vigencia de la presente ley, podrán ser pagadas en bitcoin”, manda el decimotercero. 

Así mismo, será posible abonar impuestos y contribuciones con la nueva moneda. Lo expresado en los artículos referidos precedentemente no será de carácter obligatorio y están sujetos a su inminente regulación.

¿Qué dijo la oposición?

No fue mucho lo que pudo hacer la oposición para frenar la posición del oficialismo. Además de moverse con una sorprendente agilidad, los representantes del partido de Nayib Bukele ocupan la mayoría de las bancas de la Asamblea Legislativa de un Congreso unicameral (no hay senado). Con 54 lugares, y más de 60 sumando a sus aliados, son amplia mayoría ante un total de 82 representantes. El resultado fue en este sentido: 62 votos favorables.

Las críticas estuvieron centradas sobre la ejecución del proceso, denunciando que este salteó competencias y formas, e hicieron referencia a la habitual falta de transparencia del oficialismo a lo largo de su gestión.  

Claro que los argumentos que usaron contra el bitcoin no fueron otros que los ya viejos y conocidos: la volatilidad de BTC, el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, la especulación financiera y el desplome del precio de las últimas semanas, entre otros datos no comprobados ni comparados. 

No podemos pasar por alto que la jornada de ayer trajo nuevas ideas a las dos posiciones: un nuevo temor se despertó. La idea de que los empleados de la Administración Pública perciban sus haberes en bitcoin escandalizó a uno de los pocos opositores. Este mismo señor citó al PCC (Partido Comunista Chino) como una potencia y autoridad que marca el rumbo, y finalizó su discurso haciendo énfasis en que, “si China está haciendo esfuerzos para prohibir Bitcoin, El Salvador debería hacer lo mismo”.

Por último, y por supuesto que también en oposición al comercio y por sobre todo a la eficiencia en términos generales (dos conceptos inseparables), algunos burócratas legislativos esbozaron que un proyecto de Ley de 16 artículos de extensión es un atentado contra el pueblo salvadoreño, ¿que cómo podía ser tan corto? ¿Acaso era el sello de una burla perfecta?

No lo sabemos, pero parece que triunfa la libertad y BTC lo celebra con un impulso alcista de USD 32.000 a USD 34.000 durante la redacción de este artículo, después de otra semana difícil que parece quedar atrás.

Compartir en