González Fraga: “Bitcoin puede aspirar a ser como el oro”

Compartir en

4 de marzo de 2021 

Por Ana De Riso de Bitgalea

Javier González Fraga fue dos veces presidente del Banco Central de la República Argentina y una vez presidente del Banco Nación. En las elecciones del 2011 fue candidato a vicepresidente en la fórmula de Ricardo Alfonsín. También fue vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y fundó la empresa La Salamandra. A sus 72 años, y con una imponente trayectoria tanto en materia política como económica pública y privada, nos brinda su opinión sobre las criptomonedas y las economías descentralizadas. Si tuviera 40 años menos probablemente estaría especulando con criptomonedas, asegura el economista.

Si bien confiesa no poseer ningún tipo de criptomonedas, le resulta un ámbito más que atractivo. “Las criptomonedas todavía tienen mucho para subir y para bajar, para los que se dedican a hacer trading creo que es una tremenda oportunidad: hay enormes chances de ganar dinero como de perderlo. Pero quiero decir que no poseo ninguna criptomoneda porque creo que es importante aclararlo. Veo videos de gente que habla con mucha autoridad de esto pero tienen posesiones de millones de dólares invertidos en ello y por lo tanto la opinión de esa gente es interesada. Considero que es importante, a la hora de opinar sobre criptos, decir cuánto se tiene para no confundir al que te está escuchando”, explica el expresidente del Banco Central.

Admite que, a pesar de que le interesa el sector desde el punto de vista intelectual, con los años se ha vuelto más conservador. “Prefiero mantenerme al margen de las criptos por un tema de coherencia: a esta altura de la vida prefiero no ser de los tarados que compraron a 50 mil USD cuando bajó a cero y dejar pasar el ser de los vivos que compró a 50 mil USD cuando llegó a 500 mil dólares, pero es un tema de actitud”, afirma González Fraga. 

Sin embargo, se anima a comparar la criptomoneda con el oro: creo que hoy BTC se parece mucho más al oro que a cualquier otra moneda, aunque todavía tiene muchas desventajas con respecto al metal precioso. El oro es un refugio de valor para los bancos centrales, y hay gente que invierte en eso, pero también aparece somo un sustituto, porque el oro es igual de inútil que el BTC: la onza vale 1900 USD, que está muy por encima de su valor industrial, y además hay mucho oro enterrado en los bancos centrales. Cuando uno habla de la oferta potencial de este no es solo por la minería, es porque los bancos centrales del mundo se deshagan de su oro”. 

“Cada vez que hay un tembladeral en el sistema financiero internacional, la gente compra oro ya que actúa como un refugio de valor por si todo vuela por los aires. Pero los que compran oro pertenecen a una generación mayor. El oro, entonces, se parece al BTC en que es una alternativa si todo el resto cae. La diferencia es que el oro tiene mucha tradición en esto: los bancos centrales tienen oro, los países tienen reservas en oro y los bancos también. Sin embargo, se parecen en que no tienen tanto valor intrínseco. Bitcoin puede aspirar a ser eso, pero todavía no lo es”, continúa explicando el economista. 

Para González Fraga el aumento del precio de cotización de las criptomonedas se da “porque está de moda y porque está asociado a tecnología sofisticada: te dicen la palabra ‘blockchain' y el 99% no sabe de lo que estás hablando pero suena sofisticado, y por lo tanto prefieren invertir en BTC”. También opina que, a la hora de invertir en BTC, influye el factor de la edad. “Pienso que tiene que ver con los jóvenes que hoy tienen mucho más porcentaje de riqueza que hace 50 años atrás. Además se le suma que hay una gran liquidez en el mundo en un momento especulativo, y es un mercado muy sensible a comentarios: sale Elon Musk a opinar favorablemente y el precio sube 9 mil USD, por eso me gustaría saber si realmente los que mandan en los mercados no se juntan el viernes a la tarde a tomar una cerveza en Harry's en Nueva York y se ponen de acuerdo”, opina el expresidente del Banco Nación. Entonces, para González Fraga, Bitcoin es un juego para gente joven que le destina un 1%, 2% o 3% por ciento de una cartera: “yo nunca aconsejaría a nadie que tenga el 50 % de su cartera en BTC, para eso es preferible que vaya al casino”. 

Por otro lado, su postura sobre la descentralización es clara: para el especialista en economía se trata de “una muy linda idea de ninguna manera novedosa: es un pensamiento de 150 años que tiene la escuela austríaca desde 1870, que es interesante intelectualmente pero todavía no prosperó en ningún país. Y no creo que haya ningún beneficio en dejar de tener una moneda legal, una moneda que por contrato emite un banco central y que se apropia de lo que llamaríamos el impuesto inflacionario. Creo que hay enormes ventajas en tener bancos centrales porque el Estado se apropia de ese impuesto por regalías, no veo que haya países que vayan a abandonar esto, y si no lo abandonan, van a querer seguir cobrando los impuestos en esa moneda. Por lo tanto, los intentos de descentralización, de tener monedas por izquierda de los bancos centrales, es por ahora tan solo un esfuerzo intelectual que no creo que prospere demasiado en los próximos años”.

Por último, considera que la regulación es esperable. “Si considerás que los BTC son un bien que se transa, las jurisdicciones tienen todo el derecho de gravar esa venta como se grava cualquier otra venta. No hay que pensarlo como una persecución, sino como forma de ponerlo al mismo nivel que otros bienes. Lo que suena ridículo es que es muy difícil cobrarlo, entonces la eficacia del cobro me parece dudosa, pero desde el punto de vista de que es un bien y no una moneda no me parece que debería sorprender que haya más regulaciones en este sentido”, sentencia González Fraga. 

 

Compartir en