Cómo proteger tus criptomonedas

Compartir en

Viernes 1 de Octubre de 2021

Por Rama de Bitgalea

 

Cómo proteger tus criptomonedas

 

Bitcoin y las criptomonedas te permiten ser el verdadero dueño de tu dinero, lo cual implica que podes enviarlo a donde quieras cuando quieras, sin preguntas ni permisos. Sin embargo, ser el único dueño te hace también el único responsable. Cuando se trata de cripto, siempre es recomendable, que vos te ocupes de la seguridad de tus criptomonedas, y no un intermediario: como puede ser un exchange, o una plataforma centralizada. Esto puede parecer una tarea complicada al principio pero siguiendo los estándares de seguridad que detallo más abajo, vas a poder resguardar tus activos de forma segura y sencilla sin comprometer su usabilidad.  

Vamos a listar las principales medidas de seguridad que debes seguir para cada tipo de almacenamiento de tus criptomonedas:

En un exchange o plataforma centralizada:

 

En este caso no tenemos acceso a nuestra llaves privadas, que no es lo ideal ya que estamos cediendo el control de nuestra criptomonedas. De ahí la famosa frase “No son tus llaves, no son tus monedas”. Estas plataformas pueden ser muy útiles para principiantes o para guardar pocas cantidades de dinero. Hay medidas que podemos tomar para disminuir los riesgos de hackeo. Para saber más sobre qué son las llaves privadas y para qué sirven podés leer nuestro manual de bitcoin

  • Utilizá una contraseña fuerte: Idealmente más de 8 caracteres incluyendo números, letras mayúsculas, minúsculas y algún símbolo. En este sitio web podes chequear cuánto tardaría un hacker en encontrar tu contraseña utilizando fuerza bruta, es decir hacer que la computadora pruebe combinaciones aleatorias hasta sacarla. Es importante no repetir contraseñas.

 

  • Activá la autenticación de 2 factores (2FA): Este es un punto clave para la seguridad de tu cuenta y de tus criptomonedas. En lo posible evita utilizar como segundo factor tu mail o sms ya que su seguridad no es robusta. Es mejor usar aplicaciones como Authy o Google Authenticator. Si una plataforma no te da la posibilidad de usar 2FA, deberías considerar dejar de utilizarla. 

 

  • Protegé la seguridad de tu computadora:  Un virus en tu computadora le podría permitir a un hacker monitorear tu pantalla o tu teclado. Por eso es importante no navegar en sitios dudosos ni descargar cualquier archivo de internet, así también tener un antivirus al día. Si tenés alguna computadora o dispositivo viejo que no uses, contemplá limpiarlo y mantenerlo para uso exclusivo en la administración de cuentas y plataformas online. 

 

  • Investigá siempre antes de empezar a usar una plataforma: Antes de invertir dinero o ingresar tus criptomonedas en alguna plataforma, te tenés que asegurar de que sea segura y confiable. Para eso busca reseñas y valoraciones en internet, revisá las redes sociales de esa plataforma en la que te querés meter y fijate si hay algún cliente descontento, averiguá si tienen algún seguro contra hackeos o robos, y probá en un principio con poco dinero. 

 

Una billetera no custodiada:

 

En este caso sos único dueño de tus llaves privadas, esto significa que no dependés de un tercero de confianza, como pasa en el caso anterior, pero asumis esas responsabilidades. Si cometés algún error al hacer una transacción o tu llave privada es comprometida, no podes llamar a atención al cliente ni solicitar que se revierta esa transacción. Por esto es importante seguir las siguientes pautas de seguridad: 

  • Hacé un backup apropiado de tus llaves privadas: Las llaves privadas son tu único acceso a tus criptomonedas, si las perdés no tenés ninguna otra forma de recuperar tus fondos. Alternativamente, si alguien más tiene acceso a esas llaves podría robarte las monedas. Debido a esto podría tentarte armar un elaborado plan, separando la llave en distintas partes y ocultándolas en lugares disparatados. Eso solo aumentaría las chances de que las pierdas. Lo mejor que podés hacer en estos casos es apegarte al estándar, es decir, escribir la llave privada en 2 trozos de papel y ocultarlos en lugares seguros como una caja de seguridad o un cajón con llave. Si queres ser muy precavido, podés laminar esos papeles para que no sufran ningún daño.

 

  • Activá la identificación biométrica: Si descargas la billetera en tu teléfono celular, activa todos las capas de seguridad que este te ofrezca: identificación biométrica, pin de acceso y contraseña.  

 

  • Priorizá el uso del teléfono antes que la computadora: debido a sus sistemas operativos, los celulares suelen ser mucho más resistentes a virus que las computadoras. Por eso, si tenemos la opción, conviene optar por una billetera móvil antes que una billetera web.

 

  • Analizá el uso de una hardware wallet: es el tipo de billetera más seguro ya que las llaves privadas se generan y se guardan offline, siendo imposibles de hackear. Debido a que tienen un costo de alrededor de 200 dólares tenés que analizar si estás dispuesto a pagar eso por la seguridad de tus criptomonedas.  

 

Ranking de diferentes formas de guardar criptomonedas (de peor a mejor):

 

- En una plataforma custodiada sin autenticación de 2 factores y con una contraseña débil.

- En una billetera no custodiada sin backup apropiado de las llaves privadas

- En una plataforma custodiada sin autenticación de 2 factores y con una contraseña fuerte.

- En una plataforma custodiada con autenticación de 2 factores y con una contraseña fuerte.

- En una billetera no custodiada de escritorio con backup apropiado de las llaves privadas

- En una billetera no custodiada móvil con backup apropiado de las llaves privadas

- En una hardware wallet con backup apropiado de las llaves privadas

 

Estafas más comunes:

 

Por ahora estuvimos hablando de cómo protegerse contra hackers externos, sin embargo hay muchas más chances de que pierdas tus criptomonedas cayendo en estafas o tramoyas. Este tipo de engaños están presentes en todo el sistema financiero, en el mundo cripto la falta de conocimiento de los usuarios, los hace más comunes. A continuación listamos los tipos de estafas más comunes y cómo reconocerlos:

 

Esquemas “pump and dump”:

Este tipo de estafas ocurre cuando un grupo de personas se apodera de un gran porcentaje de cierta criptomoneda, ya sea creándola ellos mismos o comprando una gran cantidad. Luego proceden a utilizar distintas estrategias de marketing para popularizar la moneda y hacer que mucha gente la compre, incrementando su precio. Cuando ya llevan ganada una cantidad considerable de dinero, venden repentinamente sus fondos y hacen caer drásticamente el precio de un momento a otro. En esos casos la mayoría de los usuarios engañados pierden su dinero.

 

Phishing:

Este método puede tomar diferentes aspectos, pero la esencia es siempre la misma. Los estafadores pretenden ser alguna institución (como un banco o un exchange) para lograr que sus clientes entreguen la información de su cuenta, con el objetivo de robar sus fondos. Uno de los ejemplos más comunes dentro del mundo cripto se da cuando algún usuario realiza una consulta a través de las redes sociales, twitter, instagram, facebook, discord, etc. Estos estafadores te van a hablar por mensaje privado y tratar de convencer de que les entregues tus llaves privadas para “resolver tu consulta”.

Otro ejemplo común, es recibir un correo electrónico de un exchange informando de algún problema con tu cuenta. Al hacer click en el link, este te lleva a una página falsa que imita al exchange y te solicita que introduzcas tu contraseña, o tus llaves privadas en el caso de una billetera. Las formas de evitar esto es nunca introducir tu llave privada en ningún lado, guardar como favorito las plataformas web que uses y siempre acceder por ahí. De esa manera te aseguras de no entrar a páginas falsas. 


Plataformas de inversiones:

Es frecuente encontrar plataformas de “inversión en criptomonedas” que prometen retornos astronómicos y asegurados. Mucha gente, al desconocer sobre criptomonedas, puede caer en estas estafas. Estas se basan en un esquema piramidal que tarde o temprano explota y sus usuarios pierden todos los fondos.

Una forma muy simple de reconocer estas plataformas fraudulentas es el retorno que prometen, si este es mayor al 10 o 15% anual asegurado, es probable que sea una estafa. Más allá de eso, cualquier persona o plataforma que te prometa retornos asegurados te está mintiendo, en el mundo de las finanzas, y más aún en el área de las criptomonedas siempre hay riesgos.

Compartir en