Bitcoin y las finanzas tradicionales: fondos, ETF, y minería

Compartir en

Jueves 4 de noviembre de 2021

Por Rama  y Fede de Bitgalea

 

Antes de empezar, algunas definiciones:

 

Exchange Traded Fund (ETF): son fondos diseñados para seguir el precio de un activo, índice o commodity cuyas acciones cotizan en la bolsa como cualquier otra empresa. Por ejemplo, los ETFs de oro invierten en este mineral y nos dan la chance de estar expuestos a su precio sin tenerlo físicamente. 

U.S Security and Exchange Commission (SEC): Es la agencia del gobierno de Estados Unidos encargada de regular el mercado financiero y la bolsa de valores. 

 

Bitcoin y el mercado tradicional

 

Bitcoin nació como un sistema de pagos persona a persona que se mueve por fuera del sistema financiero tradicional. Este surgió como una alternativa a las políticas monetarias inflacionarias, a la falta de transparencia y a las amplias restricciones que suelen imponer los bancos centrales. 

El mercado financiero tradicional tuvo diversas miradas hacia Bitcoin a lo largo de su historia. Primero decían que era dinero inventado de internet, luego decían que solo lo usaban los nerds o los criminales. Con el tiempo, la adopción de Bitcoin siguió creciendo hasta que se hizo tan grande que era difícil de ignorar. Hoy en día, no solo lo tienen muchas empresas en sus balances y es aceptado por muchos comercios como forma de pago, sino que es moneda de curso legal de un país. 

Históricamente, el mercado tradicional rechazó a Bitcoin como moneda o inversión. Sin embargo, ya sea por voluntad o por miedo a quedarse afuera, muchas instituciones financieras estuvieron cambiando de parecer. 

Del lado de los inversores, hay un gran porcentaje que está interesado en bitcoin como reserva de valor, pero no se siente seguro con el proceso de compra y almacenamiento de este activo. Esto se puede deber a la falta de regulación de exchanges de criptomonedas o a la dificultad y responsabilidad de tener tus bitcoins en una billetera no custodiada. Es por eso que hay un gran mercado para vehículos de inversión tradicionales que tengan exposición al precio de bitcoin. 

 

Grayscale Bitcoin Trust (GBTC)

Este vehículo de inversión fue creado en el 2013 y actualmente posee más de 654.000 bitcoins, lo cual representa un 3,1% del máximo de 21 millones que habrá en circulación. Esto lo convierte en la opción más utilizada por inversores institucionales.

 

¿Cómo funciona GBTC?

GBTC funciona como un fideicomiso que posee BTC y emite acciones que representan una porción de sus reservas. Entonces a medida que el precio de bitcoin fluctúa, el valor de la porción que un inversor posee también lo hará. Sin embargo, este sistema actualmente tiene limitaciones y no logra seguir el precio de Bitcoin a la perfección. 

Actualmente, solo los inversores acreditados pueden comprar bitcoin directamente a través de Grayscale. Este término se refiere a personas o compañías que superan ciertos requisitos que le dan el derecho a invertir en activos poco regulados. Estos requisitos tienen que ver con su patrimonio neto, su ganacias anuales y su cargo profesional. Entonces si un inversor acreditado quiere comprar bitcoin le entrega la plata al fondo, este compra los bitcoins y emite las acciones que los representan. A partir de allí, el inversor tiene un periodo de bloqueo de 6 meses donde tiene prohibido vender esas acciones. Anteriormente el período de bloqueo era de 1 año, pero la SEC decidió acortarlo, dando señales de flexibilización ante este nuevo tipo de inversiones. Una vez pasado ese tiempo puede vender esas acciones al mercado, que es donde cualquier inversor minorista las puede comprar. Entonces cualquiera de nosotros puede adquirir acciones de GBTC pero no directo de Grayscale. 

 

¿Porque GBTC no siempre sigue el precio de BTC?

Aparte de tener una emisión restringida, actualmente una acción de GBTC no se puede redimir por BTC. Eso significa que aunque una acción de GBTC represente cierta cantidad de bitcoins en la reserva de Grayscale, yo no puedo intercambiar ese GBTC por BTC. Esta limitación hace imposible el arbitraje y por ende hace que la acción no se mueva siempre acorde al precio de bitcoin

Pongamos un ejemplo, al momento de escribir este artículo GBTC cortiza un 15% por debajo del valor actual de BTC. Esto quiere decir que si multiplicamos la cantidad de acciones de GBTC por su precio, nos dará un valor total 15% menor al valor de los bitcoins que guardan en su reserva. Si yo pudiera comprar acciones e intercambiarlas por la proporción de bitcoin correspondiente en el fondo, inmediatamente podría salir al mercado y vender esos BTC un 15% más caros. Al hacer esto, estaría poniendo presión de compra en el precio de GBTC, lo cual lo hace subir de precio, llevándolo últimamente al equilibrio.

Como la emisión y redención de GBTC es muy limitada o nula, la presión de compra y venta va a influir mucho en su precio, sin importar el precio de bitcoin. 

 

 

Historia de la regulaciones institucionales de BTC en USA

 

Como podemos ver en la línea del tiempo, la postura del gobierno americano con respecto a bitcoin y las criptomonedas fue cambiando a medida que este mercado fue creciendo. La idea de hacer un ETF que siga el precio de Bitcoin fue introducida ya hace 8 años y los intentos fueron muchos, sin embargo la SEC siempre se mostraba en contra. Durante los primeros años de Bitcoin fueron surgiendo, más que nada, regulaciones para tratar de decidir dónde podían encajar las criptomonedas dentro del mundo financiero tradicional. Luego del enorme bull run del 2017 fue cuando inversores individuales e institucionales se interesaron en Bitcoin y empezaron a presionar para obtener más vehículos de inversiones tradicionales con exposición a este activo. Sin embargo, tuvieron que pasar 4 años más y otro bull run para que finalmente se apruebe el primer ETF de Bitcoin. 

 

ProShares Bitcoin Strategy ETF (BITO): El primer ETF de futuros de Bitcoin

 

¿Qué son los futuros y por qué es importante?

En el mundo de las inversiones, los futuros son un acuerdo entre 2 partes de comprar o vender un activo con un precio y fecha predeterminada. Supongamos que Fran y Ani hacen el siguiente acuerdo: Dentro de 3 meses Fran le dará 1 BTC a Ani a cambio de 70.000 USD. En este caso Fran se está asegurando un precio de venta estable, no importa que pase con el precio de bitcoin, recibirá ese monto. Por otro lado Ani está apostando a que el precio de bitcoin suba y los 70.000 USD que ella pagará sean menor al precio de BTC del momento. 

En este ejemplo Fran y Ani intercambian USD por BTC al cabo de 3 meses, es decir, realizan la transacción. Esto se conoce como un futuro con entrega, los cuales suelen utilizarse para productos como la soja. También existen los futuros sin entrega, en donde la diferencia del precio pactado (USD 70.000) y el precio de referencia del día pactado será el monto de la transacción. Si ese día el precio de referencia es USD 65.000, Ani deberá pagarle a Fran los USD 5.000 de diferencia pero Fran no deberá entregarle ningún BTC a Ani.

Podemos ver que, en contratos futuros, una parte (Fran) apuesta a la baja del activo o simplemente se protege de su volatilidad y la otra parte (Ani) apuesta al alza. 

 

¿Qué tienen que ver Fran y Ani con el ETF de Bitcoin?

ProShares Bitcoin Strategy ETF usa justamente esta herramienta para lograr seguir el precio de BTC sin tenerlo en sus reservas. Ellos compran contratos futuros de Bitcoin y cuando se acerca la fecha de vencimiento los renuevan, es decir los venden y compran otros con fechas futuras. De esta manera, al nunca cerrar un contrato, no tienen la necesidad de realmente tener BTC. 

BITO utiliza el mercado de futuros Chicago Mercantile Exchange (CME) para tener exposición al precio de BTC. Al ser uno de los mercados de futuros más grandes del mundo tiene la liquidez suficiente para manejar las grandes cantidades que el ETF de Bitcoin requiere. Esta liquidez también ayuda a que el precio de BITO no se desvíe demasiado del precio de BTC.

El ETF de futuros de Bitcoin es un gran avance para la adopción institucional y sin dudas es mejor que GBTC, sin embargo, sigue sin ser un ETF de Bitcoin real. A continuación te mostramos una comparación entre las distintas maneras de invertir en Bitcoin desde el mercado tradicional, sumando también la comparación con poseer bitcoin real.



GBTC vs ETF de futuros vs ETF de Bitcoin


¿Hay otras maneras de tener exposición al precio de BTC desde el mercado tradicional?


Una muy buena manera de tener exposición a Bitcoin pero comprando un bien tangible es a través de la minería. Hoy en día muchas empresas mineras de BTC están reguladas y cotizan en bolsa como cualquier otra empresa. Obviamente su rentabilidad y consecuentemente el precio al que coticen, va a depender fuertemente de los movimientos de Bitcoin. 

La minería de Bitcoin se realiza con un hardware especializado llamado ASIC. Este aparato está diseñado para ser muy eficiente calculando funciones hash, las cuales son necesarias para resolver el problema criptográfico que plantea la red y por ende recibir la recompensa de BTC. Si quieres convertirte en un experto en minería lee nuestra guía completa.

Lo que hacen estas empresas es juntar capital, armar una granja de minería con muchos ASICs y ponerlos a minar. Es más, la mayoría de las grandes empresas tercerizan el guardado y mantenimiento de las máquinas. 

 

Empresas mineras más importantes:


ETF de minería de BTC


Si no queremos apostar por una empresa específica y preferimos seguir todo el mercado de la minería tenemos la opción de apostar por RIGZ, un ETF con exposición a toda la cadena de suministro de la minería de BTC. Esto incluye a los productores de microchips, productores de ASIC, empresas mineras y empresas que ofrecen el guardado y mantenimiento de las granjas. Este ETF está completamente regulado y cotiza en el NYSE. Acá podes ver las estadísticas del fondo y las empresas que tiene en sus reservas.

Compartir en